Instituto de Filosofía

Facultad de Humanidades y Educación

  • Inicio
  • Magister
  • Noticias
  • Alumno de Magíster en Filosofía ganó proyecto para rescatar relatos fantásticos de mujeres

Alumno de Magíster en Filosofía ganó proyecto para rescatar relatos fantásticos de mujeres

Rodrigo Baeza se adjudicó proyecto de la Línea de Investigación del Fondo del Libro  “Peñasco de brujo: narración oral de índole fantástica en las historias contadas por mujeres de la localidad de Limache” es el proyecto que Rodrigo Baeza, profesor de Historia y estudiante del Magíster en Filosofía de la UV, se adjudicó en el Fondo del Libro y La Lectura, línea de Investigación, sublínea de “Investigaciones sobre lenguas de pueblos originarios y/o tradiciones orales”.

En el plazo de dos años, desarrollará junto a su equipo de trabajo una investigación y rescate de narraciones de vida de índole fantástica, contadas por mujeres.

En pleno desarrollo de su trabajo, que estará listo a fines del año próximo, Baeza explica que junto a sus compañeros de equipo —Paula Fernández, profesora de Literatura y Lenguaje; Diego Rivera, sociólogo y magíster en Filosofía, y Carolina Altamirano, antropóloga— incorporaron el elemento de género por cuanto “la cultura popular es realmente la consolidación de una cultura patriarcal. O sea, son pocos los relatos disidentes; como dice Lucía Guerra en uno de sus libros, en la cultura ‘trascendental’ nunca ha estado presente la mujer”.

De esta forma, señala, “la idea es tomar relatos de mujeres que ya tengan experiencias de vida, hechos precisos, particularmente aquellos que tratan de sanación, pero no por medicina racional occidental, sino por hechicería —por ejemplo, haber visto ángeles—. Se topa un poco con lo que es el discurso teológico, es como una especie de realismo mágico; aunque para ellos como comunidad esos relatos tengan una racionalidad, para nosotros, como testigos e investigadores, no la tienen. Eso es lo que estamos buscando, a lo que queremos llegar”.

Por ejemplo, cuenta Baeza, “tengo el relato —que está incluido en el documental audiovisual que fue mi tesis de grado— de un caballero que dice que se salvó de la muerte para el Golpe del 73 porque cuando iba a firmar para adherirse al Partido Comunista le llegó una especie de ataque epiléptico celestial, así que no firmó, y él dice que está vivo gracias a ese ataque que Dios envió para él. Hay relatos de ese tipo, que para ellos tienen un sustento que dentro de su cosmovisión es bien rígido, pero que para nosotros como observadores no son racionales”.

Otro relato ya registrado es “el de una mujer que es pasiva en la narración, porque fue su esposo el que encontró unas monedas de oro en el cerro, y cuando se las llevó a la casa empezaron a correr caballos con cadenas por cuatro días alrededor de la casa, hasta que llegaron unos tipos bien vestidos pidiéndole por favor que les devolviese las monedas, porque eran su canal para tener pacto con Satanás. Es fabuloso, porque incluye la perspectiva pasiva de la mujer, que tenía que estar con los niños, cuidándolos”.

Por otro lado, apunta Rodrigo Baeza, “la literatura que aborda género y fantasía es demasiado escasa. De hecho, el proyecto nos compromete a crear material, que en ese caso es un paper, una base bibliográfica que registe género fantástico y mujeres”.

Uno de los elementos del proyecto es que no reproducirá las entrevistas con los relatos, sino que los sintetizarán, “y lo vamos a hacer de una manera un poco ficcional, nunca desbordando los hechos, en unos relatos breves. Después vamos a dejar redes sociales abiertas, para que la comunidad siga enviando casos que les hayan pasado a mujeres, para ir publicando ahí”.

El producto final de la investigación “será un artículo académico. Haremos unos folletos informativos que incluirán los relatos más destacados, y los vamos a repartir en la comunidad. Hay revistas académicas a nivel nacional que sólo aceptan papers que estén relacionados con un proyecto de investigación, de manera que este trabajo podría ser aceptado”.

Destaca el estudiante de postgrado que “en Valparaíso, este proyecto fue el único que se adjudicó en la línea, que corresponde a patrimonio inmaterial. Eso nos hace muy felices”.

Instituto de Filosofía
Universidad de Valparaíso